Encuesta sexismo

El objetivo de este cuestionario es conocer las opiniones, expectativas y costumbres de nuestro alumnado  en relación con la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito familiar y en el centro educativo .   

ANÁLISIS DE RESULTADOS DE LA ENCUESTA DEL ALUMNADO

  • La participación de las mujeres es mayor que la de los hombres, aunque la diferencia no es tan grande como en el caso del profesorado y de las familias
  • En cuanto al reparto de las tareas domésticas, trabajar fuera de casa... nuestro alumnado contesta abrumadoramente que sí, por lo que el mensaje parece que ha calado.
  • En cuanto si hay juegos masculinos y femeninos, ya aparece un porcentaje importante (38% en mujeres y 48% en hombres) que piensan que sí. Habría que trabajar sobre este tema y fomentar juegos en los que participaran chicos y chicas.
  • En cuanto a las tareas domésticas que realizan en casa, salvo en cocinar, sacar la basura e ir a la compra, las chicas hacen más que los chicos, aunque no hay mucha diferencia. Se deduce que cada vez hay mayor tendencia a involucrarse en las tareas domésticas por parte de los chicos.
  • Es muy interesante comprobar que ambos achacan a "factores culturales" la desigualdad existente entre hombres y mujeres. Todo lo que se construye socialmente, a lo largo del tiempo, puede modificarse.
  • En cuanto a las profesiones que les gustaría tener, la elección está más estereotipada. Debemos insistir en una buena orientación académica al margen de estereotipos sexistas.
  • Prácticamente nadie se siente discriminad@ por razón de sexo, pero en la siguiente pregunta acerca de si ha tenido alguna experiencia en la que salga a relucir actitudes sexistas de sus compañer@s, alrededor del 38% responde que sí.
  • En cuanto al lenguaje sexista, alrededor del 70% de las chicas y el 60% de los chicos manifiestan que le gusta que el profesorado utilice un lenguaje no sexista en el aula. Es importante destacar este punto porque en la encuesta del profesorado había mucha diversidad de opiniones, siendo las profesoras las más proclives a usar un lenguaje no sexista.
  • Las chicas manifiestan mayoritariamente que no se sienten identificadas en los libros de texto. El profesorado debe hacer un esfuerzo por destacar a mujeres en los diferentes ámbitos y que sirvan de referentes.
  • Aproximadamente un 30% piensa que el alumnado se comporta peor con las profesoras que con los profesores. Quizás sea una explicación al hecho de que las profesoras pongan más partes que los profesores.
  • Mayoritariamente no perciben que el profesorado tenga una actitud diferenciada con los chicos y chicas.
  • Más de un 50% piensa que el comportamiento de los chicos y chicas es diferente.
  • A pesar de que expresan mayoritariamente que no se sienten discriminados por razón de sexo, ante diferentes situaciones de acoso que se les plantea, el 40% de las chicas opinan que tienen que ver con el género.
  • Algunos/as de ellos/as reflejan su aceptación de los roles estereotipados como masculinos: son mejores en ciencias y en actividades deportivas. Los roles o estereotipos femeninos también aparecen en la encuesta: son más estudiosas, son mejores en letras y enseñanzas artísticas, tienen más tiempo para estudiar.

Como conclusión final, diremos que es necesario que el tiempo que pasen en el instituto reciban también la formación necesaria para que vean que chicos y chicas no deben aspirar a mundos distintos ni a ámbitos diferenciados, sino que debemos insistir en la adquisición de valores como el respeto, el diálogo, la solidaridad y el reconocimiento del otro, tan necesarios para la convivencia.

El profesorado tine que incorporar en el proceso de enseñanza- aprendizaje acciones correctoras basadas en la autorreflexión, autoconocimiento, saber pedir disculpas, poner límites al otro, defender y cuidar los espacios personales y colectivos. Por último, debemos ofrecer a nuestro alumnado unas pautas claras para crear unas relaciones sanas y entre iguales.


Encuesta violencia de género

El objetivo de este cuestionario no es otro que intentar obtener un diagnóstico lo más completo posible de la situación actual de los adolescentes escolarizados en nuestro centro respecto a la igualdad y la exposición a la violencia de género, para intentar mejorar en nuestras actuaciones para erradicar dicha lacra. 


ANÁLISIS DE RESULTADOS DE LA ENCUESTA DEL ALUMNADO SOBRE VIOLENCIA DE GÉNERO

  • Para Empezar la participación de las chicas es bastante mayor que la de los chicos, lo cual puede implicar una mayor sensibilización de ellas sobre el tema. Hay que trabajar, y mucho, con los chicos y hacerles ver las ventajas que, para su desarrollo integral como personas, tienen unas relaciones en igualdad y no violentas.
  • Analizando las respuesta separadas de las chicas y de los chicos hay que destacar que aproximadamente un 76,5 % de chicas y casi un 90 % de los chicos rechazan con contundencia el sexismo y todo tipo de violencia. Por lo que, si las respuestas son sinceras, podemos concluir que en nuestro centro hay una mínima exposición al maltrato, aunque no tienen protección absoluta.
  • Cabe destacar que casi el 30 % de las chicas se han sentido insultadas o ridiculizadas a veces, a menudo o muchas veces y que al 23,5 % han intentado aislarla de sus amistades lo que constituye frecuentemente el primer eslabón de la cadena de maltrato, que no suele ser identificado como tal, sino más bien considerado como "prueba de amor".
  • En el caso de los chicos, solo el 15,4 % reconoce haber insultado a veces a su pareja, solo el 3,8 % considera que "a veces" ha intentado aislarla de sus amigas. El porcentaje de chicos que reconoce haber ejercido o intentado cada situación de maltrato hacia la chica con la que salía es menor al porcentaje de chicas que reconoce haber sufrido cada situación. Ocurre igual con el sentimiento de miedo. Ellos no tienen conciencia de provocarlo (3 alumnos), mientras que ellas lo han sentido en 10 ocasiones. E igualmente con la recepción de mensajes amenazantes o insultantes. Ellas asignan esos adjetivos a mensajes que ellos consideran inocuos.
  • Que un 12% de alumnos/as considere que la violencia que exista en la casa deba de quedarse en la casa nos da una idea de por qué la violencia de género es difícil de erradicar. Tanto unas como otros la consideran algo que no hay que airear.
  • Las situaciones de maltrato más frecuentes y extendidas son las de control abusivo y aislamiento, seguidas de otras formas de abuso emocional, a través de las cuales suele iniciarse la violencia de género en la pareja desde la adolescencia.
  • Estos resultados van en la dirección de los obtenidos en otras formas de violencia, en las que se detectan más víctimas que agresores debido, por lo menos en parte, a la especial dificultad que supone reconocer que se ha ejercido el papel de agresor, sobre todo en las formas de violencia que son objeto de fuerte condena social. Estas diferencias se acentúan en la apreciación de la frecuencia con la que se ejercen o se sufren las situaciones de maltrato.
  • Rechazo casi unánime a la frase "Está justificado que el hombre agreda a su mujer o novia cuando ésta intenta dejarle "el rechazo es rotundo, el 100 % de los chicos no está de acuerdo, pero hay un porcentaje muy pequeño de chicas que considera que a veces o muchas veces.
  • Hay un porcentaje aproximadamente del 15 % de media que justifica en cierta forma el maltrato y culpabiliza a la víctima. Es llamativo que haya más chicas (Aproximadamente el 23 %) que chicos (19 %) que piensen que "si una mujer es maltratada por su compañero y no le abandona será porque no le disgusta del todo la situación.
  • El porcentaje de chicos que justifica la violencia como reacción es el triple o más que el de chicas, en frases como: "está justificado agredir al que te ha quitado lo que es tuyo"; "es correcto pegar al que te ha ofendido". De las distintas frases incluidas en este bloque de preguntas, es esta justificación de la violencia reactiva la que cuenta con un mayor porcentaje de acuerdo, elevado entre los chicos. Conviene tener en cuenta, en este sentido, que dichas frases están estrechamente relacionadas con el estereotipo masculino tradicional y que pueden conducir a distintos tipos de violencia, incluida la de género, cuando se perciba haber recibido una ofensa o una agresión.
  • Las diferencias entre chicos y chicas son todavía más elevadas respecto a dos estereotipos sexistas sobre la estimación de determinados comportamientos normativos: "los hombres no deben llorar" (7% de acuerdo entre los chicos y 2% de acuerdo entre las chicas), "Si te pega alguien pégale tú" los chicos está muy de acuerdo o de acuerdo con esta frase en un 55 %.
  • Es llamativo que más del 30 % de los chicos opines que "Los celos son una expresión de amor", bastante más que las chicas (aproximadamente el 18 %, porcentaje también alto). Sigue trasmitiéndose esta falsa idea que puede incrementar el riesgo de violencia de género. Por tanto hay que trabajar en este tema para que lleguen a la conclusión de que los celos no son expresión de amor sino de posesión e inmadurez afectiva.
  • Hay un 60 % de alumnado que recuerda haber tratado el tema de la V d G en el centro y le dan valor a lo tratado por el profesorado, talleres...Esto me lleva a comentar que no basta con trabajarlo en una fecha simbólica, hay que insertar la prevención en planes globales de centro y en las aulas. El trabajo educativo específico contra la violencia de género disminuye el riesgo de ejercerla o sufrirla.
  • También es importante la influencia de la familia que pone de manifiesto la importancia de ésta para influir en este tema, al ser el contexto en el que con más frecuencia las personas adultas a las que se hace referencia en la pregunta hablan de estos temas. Hay que implicar a las familias para que tomen consciencia de su papel en la prevención.

Finalmente está la gran influencia de los medios de comunicación e internet por lo que habrá que tenerlos en cuenta para llegar al 100 % de nuestros adolescente.

Dejo una frase para la reflexión:

"El sexismo se aprende desde la infancia, la igualdad también"